Mine, historia de una montaña sagrada | Survival International
 
MÁS  FOTOS / VIDEOS
1 Video
 
 
 
SITE MAP > Home / News / Avatar, fantasía o realidad?
 
Avatar, fantasía o realidad?
Una tribu de la India vive la misma historia que los “Na-vi”
Por Hugo Mannini - Abril 23 - 2010

Aunque parezca mentira, una tribu de la India vive la misma historia que los “Na-vi”, los extraterrestres azules que creó el genial James Cameron. Tal es así que los indígenas le pidieron consejos al director del film para luchar contra una empresa minera que quiere realizar un emprendimiento en su aldea, tal como sucede en “Avatar”. Cuando la realidad supera a la ficción.

 

Son unos 8 mil, aunque su historia se multiplica por cientos, por miles. Dongria Kondh es una tribu que desde hace centurias vive instalada en las colinas de Niyamgiri, en el estado indio de Orissa. Al igual que los Na-vi de Avatar, ellos conviven cordialmente con la naturaleza. Es más, se hacen llamar los “Jharni”, que significa “protectores de arroyos”, por su amor a los espejos celestes que hay en la zona, y su apego por la naturaleza.

Esta tribu tiene una economía frágil pero suficiente para autoabastecerse y mantener el equilibrio ecológico del lugar. Ellos centran sus actividades laborales principalmente en recolectar frutos silvestres, hojas y flores que después venden. Así, su hermandad con la madre tierra no se rompe y perdura desde hace siglos.
Como los Na-vi, esos seres gigantes que craneó James Cameron y que viven en Pandora, los Dongria Kondh mantuvieron un modo de vida y religión que contribuyeron a conservar un enclave de densos bosques y gran variedad de animales y plantas. La naturaleza es su lugar, y por lo tanto, lo aman y lo veneran.

Hasta acá, una historia bella para contar y hasta para vivir. Aunque no todo es tan así. Tal como sucedió en Pandora, una empresa minera -Vedanta Resourses- quiere desahuciar a los aborígenes originarios para explotar, en este caso, bauxita, un material esencial para la industria del acero y que se encuentra entre las colinas en donde viven los Dongria Kondh. Aquí es en donde se confunde la vida real con la ficción. En el film de Cameron, que recibió nueve nominaciones a los premios Oscar, entre ellas la de Mejor Película, una compañía privada decide asentarse -junto a un ejército- en Pandora, con el fin de explotar unobtainium, un mineral de gran poder para generar energía, escasa por esos tiempos en la Tierra, y que se encuentra bajo las raíces de un inmenso árbol, conocido por los Na-vi como “Árbol Madre”. El paralelismo es impresionante, a la vez que escalofriante. Por eso, los aborígenes de la India, apadrinados por la organización no gubernamental española Survival, decidieron dejar su testimonio y contar su historia al mundo, para que todos se den cuenta que la ficción muchas veces se puede mezclar con la realidad. Así, nació la idea de filmar el documental “La mina, historia de una montaña sagrada”, y que se puede ver en Internet a través de survival.es/peliculas/lamina. Pero los Dongria Kondh fueron más allá, y decidieron ir a las fuentes.

“Desde que se estrenó Avatar, no hemos dejado de recibir mensajes sobre el parecido que guarda la película con la realidad. Por ello surgió la idea de aprovechar el tirón que está teniendo, para que la gente no vea lo que les sucede a los Na-vi como mera fantasía, sino como algo muy real. Los pueblos indígenas se enfrentan día a día a la pérdida de sus tierras, tradiciones, formas de vida... y desgraciadamente también a la extinción en muchos casos”, aclara Laura de Luis integrante de Survival, ante la consulta de BK mag. Y así fue como nació la idea de publicar una solicitada en la revista norteamericana Variety, en donde los Dongria Kondh hacen un “llamamiento a James Cameron”. “Nosotros hemos visto su película. Ahora, vea la nuestra”, le piden al cineasta. Por el momento, la respuesta del exitoso director se hace esperar, aunque las repercusiones fueron casi inmediatas.

“Todavía no hemos recibido respuesta por parte de James Cameron. Pero sí puedo adelantar que la respuesta de la sociedad ha sido conmovedora, impactante: miles de personas vieron el documental, a quienes muchos llaman ahora "Na-vi de la India",  y se interesaron por su caso”, agrega de Luis.

Pero las similitudes podrían ir más allá, inclusive a situaciones drásticas. En Avatar, el protagonista Jake Sully (Sam Worthington) y su amada, Neytiri (Zoe Saldaña) juntan a todo el pueblo de los Na-vi para pelear en contra de la empresa minera y todo su ejército, encabezado por el coronel Miles Quaritch (Stephen Lang). Allí se desarrolla una lucha encarnizada y sangrienta, con resultados calamitosos para los dos bandos, aunque con un triunfo para los residentes originarios, esas criaturas azules de 3 metros de altura.

Los Dongria Kondh están dispuestos a lo mismo; a morir por esos árboles, colinas y lagunas. No lo dudan, ya que esa es su casa. Y acá nace otro gran problema, ya que Vedanta Resourses ya recibió el visto bueno para comenzar con la explotación de bauxita, por lo que la instalación de la refinería y el campamento podría comenzar de un día para el otro. Ante esta realidad, de Luca advierte que los originarios “no quieren la mina en su tierra y no van a dejar que una empresa pisotee sus derechos y toda su cultura por anteponer un negocio que pueda reportar beneficios económicos a unos pocos”. Aún falta para que el agua llegue al río, mejor dicho para que la minería cope las colinas de los Dongria. Sin embargo, todo, hasta el momento, ha transcurrido igual que en Avatar. La pregunta es, entonces: ¿Se enfrentarán? Ojalá que no.

 

No es cuento chino
Tal fue el boom que causó Avatar en todo el mundo, que el duro gobierno de China decidió bajarle un cambio a la película, proyectándola solamente en unas pocas salas. La prensa mundial calificó esto como censura, con el fin evitar el desborde social por parte de los lugareños, que podrían verse identificados en los seres azules. Sin embargo, la explicación oficial aseguró que esto se hizo para que sólo se pueda ver en los cines IMAX, ya que en estos no se pierde calidad de detalles.
 

La danza de la fortuna
Todos los números que rodean al film Avatar son extraordinarios. Desde los que tienen que ver con dinero, hasta los que demuestran la envergadura del proyecto.
•    El presupuesto inicial del film fue de US$ 237 millones, aunque muchos hablan de estimaciones entre los US$ 280 y US$ 310 millones.

•    En su estreno, el 18 de diciembre de 2009, recaudó aproximadamente US$ 27 millones de dólares, cifra que ascendió a US$ 241 tras su primer fin de semana en taquilla.

•    El 26 de enero de 2010 se convirtió oficialmente en la película más taquillera de la historia con recaudaciones mundiales hasta ese día de US$ 1.858 millones, según Box Office Mojo.

•    El 31 de enero de 2010 Avatar se convirtió en la primera película en romper la barrera de US$ 2.000 millones en recaudación.

•    4300 servidores HP Proliant BL2×220c G5 fueron necesarios para producir los efectos y secuencias visuales en la película. Fueron provistos por la empresa Weta Digital. En total se sumaron 40.000 procesadores con 104 Terabytes de RAM funcionando 24 horas. al día, procesando de 7 a 8 Gigabytes de datos por segundo y produciendo 17,8 Gb por cada minuto de la película.

•    Avatar recibió cuatro nominaciones en la 67ª edición de los premios Globo de Oro: Mejor banda sonora, Mejor canción original por “I See You”, interpretada por Leona Lewis, Mejor película dramática y Mejor director. Ganó las últimas dos.

•    Para los Oscar recibió nueve nominaciones: Mejor película, Mejor director, Mejor fotografía, Mejor dirección de arte, Mejor montaje, Mejor banda sonora, Mejor sonido, Mejor edición de sonido y Mejores efectos visuales.
 

 
 
 
 
MAS NEWS