Murad y una ciudad que irradia energía | Gentileza: Maxi Murad
 
MÁS  FOTOS / VIDEOS
3 Fotos
 
 
 
SITE MAP > Home / News / El pasado del futuro
 
El pasado del futuro
Maxi Murad, un artista que revisita con ironía el mundo
Por Nicolás Sobrero - Abril 27 - 2011
Las ciudades que el artista plástico Maxi Murad dibuja reconstruyen algunas de las descabelladas (y no tanto)  ideas que el pasado tuvo a cerca de nuestro presente.
 
Desde Julio Verne hasta Back to the Future, la imaginación moderna diseñó el futuro más insospechado: megalópolis laberínticas e infinitas, androides con sentimientos y vuelos regulares a la Luna coronaron el imaginario colectivo a lo largo de todo siglo XX. 

Para Maxi Murad, fueron justamente las imágenes que el pasado construyó a cerca del futuro el punto de partida de su obra. “Al final del siglo XX el tema del futuro espacial y tecnológico como modo de vida era el común denominador en muchas canciones, películas y dibujos que absorbí. Era como un sueño, un anhelo colectivo de varias generaciones: imaginar ciudades microchipeanas y espaciales, con robots haciendo todo tipo de actividades”, opina el artista.

Dibujante, pintor, muralista: observar la obra de Murad es adentrarse en una ensoñación hilarante. Finamente terminados, sus diseños retoman la línea más clásica de pensamiento acerca del devenir humano: ciudades gigantes e interconectadas, robots con sentimientos que practican música y disfrutan de la danza, máquinas insondables que recuerdan a las del escritor H.G. Wells.
 
Al tomar esos elementos y al representarlos, no hace más que ironizar la grandilocuente capacidad imaginativa del hombre. “Hoy esas imágenes parecen exageradas y graciosas. Son el pasado del futuro. Me gusta descubrir y recordar esas antiguas visiones del futuro y generar nuevas lecturas con humor e ironía que ridiculizan esos sueños y códigos generacionales” se jacta Murad.

¿Qué dibujos y películas te marcaron de chico?
Los Halcones Galácticos, V Invasión Extraterrestre, Lobo del Aire, los libros de la colección "Elige tu propia Aventura", "The Final Countdown" de Europe, Mazinger Z y Thundercats, entre tantos otros…

¿Cómo te imaginabas el futuro en tu infancia?
De niño me gustaba dibujar. Pero no imaginaba nada con respecto al futuro, inventaba cosas con otros fines. Reflexionar sobre estos temas surge una vez que llegó el futuro; el comienzo del siglo XXI, cuando todas las proyecciones se vieron veladas por la luz de la realidad. 

¿Cómo y cuándo empezaste a dibujar a este universo?
Hace seis años comencé haciendo pequeños dibujos con tinta de ciudades. Con el tiempo fueron creciendo en tamaño, complejidad y precisión técnica. Luego aparecieron los robots y temas relacionados con la tecnología. El universo que dibujo es un virus que se expande en mi cabeza.

Las ciudades que solés dibujar están vacías  y aún así parecen estar en constante movimiento… ¿Qué es lo que vos queres transmitir cuando las diseñas y realizas? 
Cada espectador hace su propia película. Para mí ahí está la posta y la vida del trabajo. Uno cuenta algo y las personas lo terminan de significar. Es la historia de la humanidad. 
En mis dibujos transmito lo que la ciudad irradia: ritmo, saturación, movimiento, orden-des-orden, vida electrónica. Transmito esa energía.

¿Qué relación existe entre tu obra y la soledad? ¿Y con la felicidad?
Esta pregunta la debería responder la obra misma. Yo te puedo decir que me llevo bien conmigo mismo en soledad. Y que cuando estoy contento me gusta más bailar, que dibujar. Noto que las composiciones tienen mucho ritmo si quiero, porque traslado la música a través de la felicidad al dibujo.

¿Crees que hay una relación directa entre tu obra y la música?
Esa relación la hizo Helena Ferronato en su texto “Música Visual”, que escribió para mi muestra: “El Gabinete de Dancerous” en el Centro Cultural Recoleta en 2010. Ella comparó los dibujos de ciudades y robots sobre fondos blancos con las formas que generan las notas musicales escritas en un pentagrama. Y también mi forma de dibujar directamente con tinta, avanzando linealmente en el tiempo como un músico interpretando una melodía con su instrumento. Me gustó mucho esa relación, sobre todo por lo que te conté antes del ritmo y mi pasión por la música.
 
¿Cuál de los personajes que pueblan éste universo elegirías como tu favorito?
Una situación insistente en mis cuadros son las ciudades vacías, desoladas pero con vida. Otra creo que es la de robots bailando y tocando música. Hay un robot que dibujo que es mi personaje favorito; su nombre es Dancerous. Es bailarín y toca la guitarra en su banda CD-R. 

¿Cómo te gustaría que sea el futuro? 
Me gustaría que el futuro sea más amable. Que el amor siga moviendo al mundo, y existan patinetas voladoras como la de Marty McFly en Back to the Future II.
 
 
 
 
 
MAS NEWS