The Cure | Fotos gentileza Thecure.com
 
MÁS  FOTOS / VIDEOS
1 Foto
 
 
 
SITE MAP > Home / News / El regreso de The Cure
 
El regreso de The Cure
Dieron un show que quedará en la memoria.
Por BKMag Staff - Abril 14 - 2013
Robert Smith y su grupo hicieron partícipes de un largo viaje autobiográfico a 40 mil personas que resistieron el frío penetrante del viernes por la noche. Esta fue su 2° visita al país tras 26 años de espera.

El viernes por la noche, tanto la banda británica como el público porteño, pudieron dejar atrás aquel caótico e inconcluso concierto de 1987 en Ferro, y enterrarlo con casi tres horas de show y más de 38 canciones en el haber. Con una notable puesta en escena - un trabajo superlativo del iluminador - los The Cure se entregaron por completo, reconociendo su deuda con el público, durante 3 horas en las que repasaron toda su rica y extensa carrera.

Junto al líder,  Smith, - con su pelo desgreñado y levantado, la cara con un poquito de maquillaje blanco, los labios bien rojos - estaba el eterno bajista Simón Gallup, con su jopo y sus patillas rockabilly. Los acompañaron el baterista de la última etapa Jason Cooper, el tecladista Roger O`Donell y como sorpresa, en guitarra, Reeves Gabrels, ex colaborador de David Bowie durante parte de la década de los noventa.

The Cure subió al escenario y emergió de la mano de la hermosa “Plainsong” del excelente “Desintegración” de 1989, un disco que además fue uno de los sostenes del concierto. De ese mismo disco, Smith tomó la bellísima “Pictures of you” y se la ofrendó de entrada al público, con siete minutos de una canción de amor, de añoranzas y de recuerdos melancólicos. Con el correr de los minutos, la banda fue perdiendo la timidez y al ver la excelente reacción del público se soltó más, y ofreció preciosas versiones de clásicos como “Lullaby”, “Lovesong” y “In Between Days”.

O`Donnell emocionó a todos arrancado de su teclados los conocidísimos acordes de “In Between Days” y “Just like Heaven”, mientras todos recordaban a ese chico/a que perdieron en su adolescencia y juventud. Porque The Cure siempre ha sido banda de sonido para rupturas, divorcios y abandonos. El cierre fue demoledor con versiones muy new wave de “Boys dont` Cry”, de “10.15 Saturday Night”, que tuvo un gran duelo de guitarras entre Smith y Gabrels, para luego despedirse con una arabesca versión de “Killing an arab”.

La deuda quedó saldada después de 26 años, y los más jóvenes pudieron disfrutar de un artista notable como Smith, casi creador de diversos estilos, mientras que los más veteranos viajaron al pasado en diferentes formas.
 
 
 
 
 
MAS NEWS