Retrato de Vanessa. | Nat Filippini.
 
MÁS  FOTOS / VIDEOS
1 Foto
 
 
 
SITE MAP > Home / Arte / Vanessa Bell
 
Vanessa Bell
Urban Explorer
Por Fred Wood - Junio 25 - 2019
Cuando llegó a Buenos Aires, descubrió no solo una gran ciudad, sino también su vocación.
 
Vanessa Bell es una arqueóloga de la urbe moderna, atravesando paredes con la mirada para revelar el alma de cada obra. En sus imágenes se aprecia lo que muchas veces pasa desapercibido, eso que está a la vista de todos.

BK Mag: - ¿Cuándo comenzó tu interés por la arquitectura? 

Vanessa Bell: - Siempre fui una persona esteta, pero creo que el vínculo surgió a raíz de una nota que me encargaron de la revista Monocle sobre un estudio joven de arquitectura en Bs As. Eso disparó una búsqueda intensiva en la que entré de lleno en el tema. Después, la curiosidad me llevó a explorar barrios nuevos y ser cada vez más autodidacta en cuanto a movimientos y géneros. 

BK: - En redes sociales también ahondas en arte, moda y diseño. ¿Cómo lograste convertir tus intereses en una forma de ganarte la vida?

VB: - Mi motivación siempre ha sido hacer cosas que me inspiren. Decidí apostar por eso cuando en 2013 lancé CREME DE LA CREME, ofreciendo experiencias diferentes al turista. Con Instagram me di cuenta que mi mirada tenía respuestas comerciales de personas que querían hacer tours o actividades muy específicas en los rincones escondidos de la ciudad. Al expandir mis áreas de expertise, me pareció importante también compartir posteos de arte, moda y diseño.

BK: - Eres argentina-británica. ¿Dónde te criaste y como te tomas eso de tener raíces en dos hemisferios?

VB: - Mi mamá es franco-argentina. Se fue a París a fines de los ‘70, donde conoció a mi papá inglés. Viví ahí hasta los cinco años. Después me mudé a Oxford y luego a Londres, hasta llegar a Argentina en 2010. Mi relación con el país se volvió más compleja al vivir acá, al ir entendiendo las idiosincrasias porteñas. Extraño mi familia y amigos, aunque ahora me siento ‘turista' cuando voy a Inglaterra. En Bs. As. me siento en casa. 

BK: - En tus fotos muestras diferentes tipos de arquitectura: brutalismo, posmodernismo, racionalismo... ¿tienes algún favorito? 

VB: - Amo el modernismo, es la época que mas investigo. Estoy por empezar con un mapa de brutalismo para una editorial de afuera.  Va a ser un trabajo de investigación extenso que incluirá 50 edificios.

BK: - Tienes una obsesión con los lobbies de los edificios porteños. ¿Por qué?

VB: - Empezó por mi encanto con la intervención artística de los mismos, una moda que abarcó desde fines de los años ‘50 hasta los ‘80. Empecé a investigar ese fenómeno y descubrí varios artistas cuya obra está por toda la ciudad, como Rodolfo Bardi y Luis Seoane. Con el tiempo, me di cuenta que podía incluirlo en mis tours e incluso en un libro.

BK: - ¿Has tenido alguna celebridad en tus afamados CREME tours?

VB: - Si. Una vez hice un tour un día muy feriado donde logré que cada local y showroom abriera especialmente para nosotros. Fue para seis integrantes del círculo íntimo de Barack Obama, quienes lo acompañaron cuando estuvo en Buenos Aires. También hice un tour para una pareja de directores de Hollywood.

BK: - Siempre se habla del carácter de una ciudad. ¿Cuál es el carácter de Bs.As?

VB: - Buenos Aires es un gran potpourri de estilos y varía mucho de barrio a barrio. La Capital se presta a algo ostentoso y por donde mires hay huellas de una época dorada. El desarrollo del conurbano se fue caracterizando según las diferentes épocas de las construcciones. Hay mucha improvisación y edificios vernáculos, donde por ausencia de un arquitecto, hubo una interpretación bastante particular por parte del ingeniero civil, el maestro mayor de obra y/o el dueño de la casa. Esas edificaciones tienen un encanto único que se convirtió en un fetiche para mí.

BK: - Empezaste a lanzar cream mixes en Spotify. ¿Cómo se te ocurrió y que podemos esperar al darle play?

VB: - Ya de adolescente escribía fanzines y siempre fui muy nerd de la música. Quise reconectarme con esa parte mía. Los mixtapes son eclecticismo puro, que reúnen mis raíces y lo que fui conociendo viviendo acá. También cumplen una función como adelanto o “taster” de lo que se puede experimentar en las noches CREME.
 
BK: Se dice que los skaters reinterpretan la arquitectura urbana. ¿Cómo definirías esta actividad en relación al entorno donde se practica?

VB: - Tengo una relación bastante personal y estrecha con los skaters. Hay sensibilidad elevada y una relación diferente que vive el skater con la arquitectura, ya que interactúa de otra manera con el edificio, siempre buscándole la vuelta, el ángulo perfecto, la posibilidad de ser usado.

BK: ¿Se viene un libro?

VB: - Se vienen un par. El de lobbies por cierto y un proyecto grande de la obra de Francisco Salamone.

BK: ¿Qué le recomiendas a alguien que visita una ciudad y quiere experimentar el verdadero “sabor local”?

VB: - No planear absolutamente nada, guiarse por la intuición, perderse un poco y
hablar con los locales. Así viajo yo. 

BK: ¿Te ves alguna vez viviendo fuera de la ciudad?

VB: - Me crié en la campiña inglesa, así que te imaginarás que me seduce muchísimo la Pampa húmeda. Cada vez que voy, fantaseo con tener un ranchito allí, pero soy amante del estímulo y la riqueza cultural que brinda Buenos Aires. No obstante, no descarto la posibilidad de vivir las dos cosas en un futuro no muy lejano. 
 
Instagram: @cremedelacremeba
 
 
 
 
 
MAS ARTE URBANO